PREPARANDO EL CAMINO

Imagen

Por Brenda Garza Malo

Algunas de mis amigas son casadas y otras solteras en espera del hombre ideal, un verdadero hombre de Dios. Últimamente hemos platicado de cómo podemos esperar en fe y que podemos hacer durante la espera.

Mis amigas casadas se desviven por agradar a sus esposos, preparándoles una cena deliciosa, haciendo ejercicio, al pendiente de sus hijos en su crecimiento y su educación. Estas mujeres me inspiran y me llena de felicidad saber que hay mujeres como ellas.

Dios diseño el cuerpo del hombre y de la mujer con motivos distintos. El del hombre lo realizo fuerte con una capacidad de proteger, con la visión de trabajar y con la esencia de proveer y satisfacer seguridad. A la mujer la diseño con un cuerpo que da vida, da amor, alimenta a sus bebes, ve por su marido y por sus hijos. Y juntos sus cuerpos embonan a la perfección.

Ese sentido que tiene la mujer de amar y de ver por las necesidades de su familia son las que tenemos desde que nacimos siendo mujeres. Por eso nos gustaban las muñecas, jugar a las comiditas o a la mama. Sin embargo esa esencia dentro de nosotras nos da una pauta para comenzar hacer algo por nuestra pareja aun y que no la conozcas y si ya la conoces o ya estas casada con el, protégelo y amalo en oración.

Hacer una oración desde antes de conocer a tu pareja te prepara como mujer y esposa. Así como nosotras estamos creciendo y Dios nos prepara para lo que viene en nuestras vidas, así está preparando a ese hombre. La oración es la manera en la que intercedes y bendices su vida estés casada o no. Es la manera en la que vas preparando el camino.

¿Cómo puedo hacer una oración?

Pídele al Espíritu Santo que te guie en la oración, y te mostrara porque específicamente orar. Quizás por su trabajo, negocios que está haciendo o nuevos proyectos. Pide a  Dios que le de sabiduría para tomar buenas decisiones.

Protégelo con tu oración. Que Dios lo cubra y proteja en sus entradas y salidas.

Pide por su corazón. Muchas veces no sabemos lo que está sucediendo en su interior y si no estamos casada mucho menos. Es por eso que podemos orar por su corazón para que Dios lo sane en caso de que haya tenido una decepción y haya salido lastimado. Que restaure su corazón para que pueda amar y confiar de nuevo.  Que lo guie para tomar decisiones sabias y prudentes.

Que no caiga en tentación. Los hombres son atacados por medio de la mercadotecnia, publicidad, orgullo y machismo. Pedir a Dios que lo cubra y proteja de toda la información que hay afuera, y que lo libre de las tentaciones. Que cuide sus ojos y lo aleje de toda tentación a su alrededor para que no caiga.

Dios conoce nuestro corazón, el de cada una de nosotras y conoce también el de nuestra pareja, así como sus pensamientos y su vida. Pedirle a Dios que nos guie en la oración nos enfocara a orar de manera específica conforme a lo que está viviendo nuestra pareja. Que lo guie hacia ti y que ponga las situaciones y las circunstancias para que se conozcan. Que abra sus ojos y su corazón hacia ti y que ponga el sentir en los dos de que son el uno para el otro. No hay mejor Cupido que Dios.

San Juan 16:23-24 23 En aquel día no me preguntaréis nada. En verdad, en verdad os digo: si pedís algo al Padre, os lo dará en mi nombre. 24 Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea completo.

Deja tu comentario y ayúdanos a compartir este articulo en tus redes sociales.

[contact-form-7 404 "Not Found"]

About BrendaGarzaMalo

Escritora, diseñadora, esposa y mamá. Creo en Dios y en una relación con El creador. Autor del libro ENAMORATE.

One thought on “PREPARANDO EL CAMINO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *