Sana tu Corazón

Sana tu corazon

Por Brenda Garza Malo

La mayor parte del tiempo nos enfocamos a preparar y cuidar nuestro físico, preocupándonos por el exterior que es lo que la gente ve. Creemos que así atraeremos y agradaremos a un hombre o a quienes nos rodean. Aun y que eso es importante y la imagen y la limpieza representa mucho de lo que somos, también es muy importante lo que hay en nuestro interior, el corazón. Y así como nos preparamos en el exterior, hay que preparar nuestro corazón.

Lo que decimos y hacemos tiene mucho que ver con lo que hay en nuestro interior. Nuestras reacciones, palabras, pensamientos e ideas, reflejan lo que hay en nuestro corazón. Ya sea amor, resentimiento, enojo, ira, felicidad. Todas nuestras emociones son exteriorizadas en lo que hacemos, pensamos o decimos.

Cuando guardas resentimiento por algo que te hicieron en el pasado, quedas con heridas en tu corazón. Quizás tienes rencor ante alguien, dolor o miedo y eso se exterioriza tarde o temprano cuando vives algo que te lo recuerda. Si alguien te ofendió o te lastimo, o viviste una experiencia traumática, ese recuerdo queda como una herida. La experiencia queda en nuestra memoria y no podrá ser olvidada, pero si puede ser sanada y superada. Podrás recordar lo que sucedió porque tenemos memoria física y emocional, pero no te dolerá ni te causara la misma sensación ya que fue sanado emocional y espiritualmente. Es como tener una cicatriz emocional, la cicatriz está ahí, la puedes recordar, pero ya sano y no te duele.

Por sobre todas las cosas cuida tu corazón,
    porque de él mana la vida

Proverbios 4:23 (Versión NVI)

La oración es nuestra medicina contra las agresiones del pasado. Jesús es tu sanador, tu doctor. La oración es la medicina reparadora de tu corazón, tu cuerpo y tus emociones. El restaura esa parte de nuestras vidas que han sido lastimadas.

No puedes bloquear tu mente del recuerdo de una caída o un golpe. Pero Jesús si puede cicatrizar esa herida y cuando recuerdes el golpe solo veras una cicatriz, no te dolerá, será un simple recuerdo. El sanara la herida más profunda o el recuerdo más traumático.

Mateo 9:5-7   ¿Qué es más fácil decir: “Tus pecados son perdonados” o “Ponte de pie y camina”? Así que les demostraré que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados». Entonces Jesús miró al paralítico y dijo: «¡Ponte de pie, toma tu camilla y vete a tu casa!». ¡El hombre se levantó de un salto y se fue a su casa! (Version NTV)

Así como Jesús sano al paralitico en el interior perdonándole sus pecados, así también lo sano en el exterior sanando sus limitaciones. Así es como Jesús puede sanar nuestras heridas internas y externas, dándote nuevamente vida, restaurando esas áreas que necesitan ser sanadas, poniéndote de pie para seguir adelante. Haz una oración y pon delante de El todas tus peticiones y áreas en las que quieres que te sane y restaure.

Jesús dice en Juan 16:23-24 23 En aquel día no me preguntaréis nada. En verdad, en verdad os digo: si pedís algo al Padre, os lo dará en mi nombre. 24 Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea completo. (Version LBLA)

Pide a Dios sanidad y restauración en tu corazón en el nombre de Cristo Jesús y observaras como comenzaras a cambiar tu vida y tus emociones.

Si te gusto este articulo y crees que le pueda servir a alguien, compártelo en tus redes sociales. Ingresa tu mail y obtén nuestros artículos  en tu correo ta pronto se publiquen.

Bendiciones.

[contact-form-7 404 "Not Found"]

About BrendaGarzaMalo

Escritora, diseñadora, esposa y mamá. Creo en Dios y en una relación con El creador. Autor del libro ENAMORATE.

4 thoughts on “Sana tu Corazón

  1. “Lo que decimos y hacemos tiene mucho que ver con lo que hay en nuestro interior.” veo como esta parte se vuelve tan real en nuestras vidas, justamente como lo dice en la biblia, “De la abundancia del corazón, habla la boca.”
    Dios siga usando tu vida de manera sobrenatural! 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *