Haz el bien sin mirar a quien

Pobreza en mexico

Existen muchas historias de personas de bajos recursos que viven en pobreza pero les gusta tener sus lujos. Es difícil este tema, al igual que delicado porque no se puede generalizar sin embargo a la mayoría nos han tocado estos casos de personas que no quieren trabajar una jornada de 8 hrs, por eso te piden solo un poco de trabajo bien remunerado o una moneda y por lo general no te pedirán comida. Nos ha tocado ver a personas en los cruceros solo pidiendo dinero y ganando a veces mas de $400 diarios.

 Y como dicen los mexicanos por uno, la llevan todos. Mucha gente deja de ser caritativos o bondadosos con personas que realmente necesitan una moneda, porque hay personas que han abusado de tu bondad. Dentro de estos casos les platico algunos.

1) Personas que te piden un peso para el camión y toman un taxi.    

2) Personas que te piden una moneda para unas medicinas con una receta caducada y se compran unas cocas o unas cervezas.

3) El que te lava el carro y te dice que no tiene para el camión y regresarse a su casa, pero se va a la Siberia a comer. Pero te quiere lavar el carro 3 veces a la semana y timbra como loco y lo seguirá haciendo hasta que abras la puerta.

4) La señora que te pide dinero para las medicinas de su hija y escuchas gritarle al esposo: ¡yo pido aquí tu dale allá! Y abres la puerta y vuelve a poner su cara de pobrecita.

5) Los niños que piden dinero para sus estudios y los padres se los quitan a la salida del establecimiento.

6) El viejito que te pidió dinero y después toca a tu puerta todos los dias aproximadamente a la misma hra.

7) El cieguito que no sabes si es cieguito.

 Existen muchísimas historias así y constantemente escucho quejas de personas que fueron caritativas con esta gente y se sienten abusados. Personas que dicen: literalmente me quito el pan de la boca y se los doy y me lo rechazan pidiéndome dinero y hacen énfasis en decirte ¨no comida¨.

 En lo personal tocan en mi casa alrededor de 3 personas diferentes durante el día y ya tienen sus rutas porque pasan el mismo día de la semana, unos pasan el lunes otros el martes otros el miércoles y así durante todo el año.

 La gente sabe que yo no doy dinero sino comida y si quieres dinero tienes que trabajar: lavar el carro o barrer la calle (aunque hay ocasiones donde si siento darles dinero). Me da mucha risa como el señor que me lava el carro es medio mañoso, porque pasa una o dos veces a la semana a barrerme la calle y otras 2 veces a lavarme el carro. Y le doy agua y algo de comer, si no le gusta lo que le doy de comer me lo regresa. La ves pasada me regreso unos tacos de frijoles que le hice, Me dijo que no quería eso que me los quedara. Una vez le di un chocolate caliente porque hacia frío y me pidió un pan para chopear. Luego una vez le di una sudadera y me pidió unos tenis. A mi me da risa, pero creo que a algunos les daría coraje.

 Además cuando venia me pedía las cubetas y los trapos porque el no tenia, ya le he dicho que se compre sus trapos con lo que gana, porque siempre me criticaba los trapos que tenia yo. Cuando le decía que el carro no estaba bien limpio, decía que era porque mis trapos estaban muy feos. Y no se porque pero siempre termino trabajando más a que si lo lavo yo, porque le tengo que estar llenando las cubetas y pasándole los trapos y luego me los regresa porque no son suficientemente grandes.

Sin embargo me he llenado de paciencia y le he estado enseñando como debe hacer las cosas y ya por lo pronto se compro sus trapos y ya siempre los trae.

Yo he visto este tipo de abuso en algunas personas. Pero no te puedo decir que dejes de hacer el bien porque han abusado de tu bondad. Creo que el hacer el bien te conviene más a ti que al que lo recibe. Tenemos un Dios grande, poderoso, omnisciente y omnipresente, así que tú da y ya Dios dirá.

 Algunos consejos que te puedo dar que he visto y hecho para que no dejes de hacer el bien:

 1) Tener en tu carro barritas de granola que le puedes dar a los niños en la calle cuando te piden dinero.

2) Cuando te piden dinero para útiles escolares, pídeles la lista, cómpralos y dáselos.

3) Cuando te piden dinero para las medicinas ir a comprarles las medicinas.

4) Cuando no tienes tiempo para comprarles las medicinas y te piden dinero, dales el dinero Dios es el que juzga las acciones, que no quede en ti. Tu bendice, si la otra personal hace algo con ese dinero diferente a lo que te dijo que haría, ya no está en ti, tú hiciste el mismo bien al darle lo que te pidió.

5) Otra cosa que puedes hacer si no traes dinero es darles algo de tomar o comer. En mi casa siempre hay botellas de agua, galletas y fruta. Les doy en una bolsa algo de cada cosa y si la gente tiene tiempo les hago algo de comer. Si la gente te pide no los dejes con la mano extendida. Una vez me dio pena porque no traía nada y le dije a una señora que podía regalarle una oración, que si quería que orara por ella y me dijo que no y se fue. Así que pues lo que la gente exterioriza es lo que trae en su corazón, me fui pero como quiera le pedí a Dios por ella.

6) Cuando hagas limpia de ropa porque sabes que no te pondrás algo, sepáralo y tenlo a la mano para repartirlo cuando vengan a pedirte algo.

7) Algo que cuesta tiempo más que dinero, es hablar con la gente y tratar de hacerlos consientes. Cuando le das dinero a un niño es importante explicarle que debe hacer con ese dinero, explicarle que debe de comprar eso y que no gaste en dulces o en cosas que no valen la pena. Tener 5 minutos con las personas no es mucho para ti pero si es de mucho valor para ellos porque estas sembrando en otras personas. Te aseguro que estos pocos minutos que inviertas en las personas podrán cambiar sus vidas. Y lo recordaran para siempre.

 Habrá mucha gente que abusa de las personas caritativas, pero hay muchas que son sinceras. Hagamos el bien, sin mirar a quien.

 No digas a tu prójimo: Ve y vuelve, y mañana te lo daré, cuando lo tienes contigo.  

Proverbios 3:28

Deja tu comentario, compártelo en Facebook y Twitter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

 http://vimeo.com/36676635

About BrendaGarzaMalo

Escritora, diseñadora, esposa y mamá. Creo en Dios y en una relación con El creador. Autor del libro ENAMORATE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *